Con un pie en Plata


Tras los dos partidos disputados este fin de semana, la permanencia en la Liga Oro se nos complica mucho. Las dos derrotas de nuestros chicos han dejado difícil la permanencia para nuestro equipo, aunque no imposible.


La sede comenzó con un buen partido contra Premiá. El partido se perdió 5-1 pero el equipo dio la cara y volvió a perdonar lo que el otro equipo no perdonó y volvió a regalar al otro equipo lo que el otro equipo no regaló. El primer gol fue recibido en una inferioridad de los madrileños en la que un error de concentración supuso que 2 jugadores subieran (primer error) perdiendo el puck en media pista (segundo error) que desembocó en un 3 contra 1 que en estos niveles no se suelen fallar. El segundo gol, a poco de comenzar la segunda parte, vino por un tiro sin ángulo que parecía no entrañar un gran peligro pero acabó dentro de la portería. El 3º vino en una inferioridad de 4 contra 2, ahí el problema no fue encajar gol en esa situación (que es lo normal) sino cómo se llegó a ella… con 2 faltas tontas en situaciones mal defendidas. Resaltar que el equipo madrileño volvió a fallar 3 a puerta vacía (la 1ª con 0-0, la 2ª con 1-0 y la 3ª con 3-0), además de estos fallos dieron al palo varias veces e incluso fallaron un tiro de penalty en los últimos minutos del partido. El 5-1 es un resultado engañoso para los méritos que hicieron ambos equipos: un 4-2/4-3 habría sido más justo para lo visto en la pista. Dicho esto, Premia fue justo vencedor. La actuación arbitral en este partido fue de un nivel impropio de la Liga Nacional, no es que influyeran en el resultado ni siquiera favorecieron a ningún equipo pero sí influyeron en la peligrosidad del partido permitiendo acciones muy arriesgadas para la integridad de los jugadores y señalando faltas en las que los jugadores no sabían muy bien qué había sido.

Enfocaban nuestros jugadores el partido de la tarde contra Sant Andreu con cierto optimismo no tanto para sacar un buen resultado sino ante la perspectiva de jugar con intensidad como había sido el caso de la mañana: se equivocaron. Fue el peor partido de la temporada con diferencia, en 3 minutos el marcador era de 4-0 en contra. El partido acabó 13-0, entendemos que el resultado habla por sí mismo de cómo discurrió el partido.

Ahora miramos a la sede de Palma de Mallorca, donde podremos ver el nuevo estadio, y jugar en una gran pista, habrá que disfrutar todo lo que podamos de esos partidos, ya que son partidos que no se disputan muchas veces.

Entradas populares de este blog

¡Vuelve la Liga!

App de los Fénix

Final de temporada en competiciones Madrileñas

Subvención del Ayuntamiento de Madrid al CPL Madrid

Liga Madrileña 2016-17 Una apuesta por las escuelas