martes, 20 de noviembre de 2012

Imparables Fénix de Primera


Sede Sant Joan D’Espi.

Si alguien me pidiese resumir en pocas palabras la primera sede de Liga Nacional de este año, creo que elegiría “regularidad” y “juego en equipo”.

Se nos presentaba un fin de semana muy completo, lo que para nosotros iba a ser, a posteriori, más completo todavía. Salía la expedición Fénix el sábado de madrugada, para llegar a la ciudad catalana a mitad de la mañana. Un viaje cansado, pero que nos sirvió para relajarnos, llegar descansados, y con las pilas cargadas para dejarnos la piel en la pista. Y así fue.


Tsunamis 2 – CPL Madrid Fénix 11

Primer partido de la sede que, a nuestro parecer, nos iba a servir de evaluación para saber si estábamos viviendo una racha, o nuestro planteamiento de juego iba a seguir por buen camino. Nada más lejos de la realidad, empezamos el partido muy volcados en ataque, disparando a puerta una y otra vez; y tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe: los goles empezaban a caer uno tras otro. Los goleadores de este partido fueron Jeremy (3) y Carlos (5), que se encargaron de hacer efectivas las transiciones en defensa-ataque, y el buen hacer de las dos principales líneas del equipo, lo cual, a su vez, ayudo para que los que no están disfrutando de muchos minutos, pudiesen hacerlo; no por ello éstos últimos desaprovecharon la oportunidad, todo lo contrario, supieron estar a la altura de las circunstancias, y, a pesar de que algunos fuesen jóvenes (que no por ello inexpertos), plantaron cara a un equipo rival que tenía a gente con muchas tablas en hockey.

Por mucho que parezca que fue un partido fácil, hay que decir que los de Vilanova no nos regalaron nada en ningún momento; como ya he comentado, se trataba de un equipo con gente muy bien puesta en pista. Pero, del mismo modo, nosotros jugamos con nuestro estilo sólido y compacto, con una muy buena defensa que ayudó a los de arriba a hacer su trabajo.

También hay que hacer mención de las pocas expulsiones que hubo en el partido, lo cual demuestra que este año estamos planteando un juego mucho más de “cabeza”, es decir, jugando bien nuestras bazas y sin perder los nervios, lo cual nos ayuda bastante a poder jugar como debemos y queremos.

CPL Madrid Fénix 9 – Tucans 2

Partido que cerraba la primera sede de Liga Nacional, y nuestra participación en ella.

Con el buen partido realizado frente a Vilanova, llegamos a este con los ánimos por las nubes. Lección aprendida: no hay que confiarse nunca.

Empezamos el partido con intercambios de disparos a portería en ambos sentidos, pero fueron Tucans los que, en 4 ocasiones de gol, se pusieron por delante 2-0 en el marcador, lo cual sirvió para que nos diésemos cuenta de que no hay rival pequeño en esta competición, y que si te despistas lo más mínimo, pueden hacerte un roto muy grande.

Demostrando que nuestro juego se está basando mucho en poner cabeza y corazón a partes iguales, el equipo supo templar los ánimos e ir remontando poco a poco el marcador. Hay que decir que el portero de Tucans estuvo soberbio en meta y que no nos lo puso nada fácil para adelantarnos. Pero, de nuevo, a base de estar muy bien en defensa, los delanteros encontraron la suficiente confianza como para encarar la portería y no cesar en los ataques; por lo que conseguíamos irnos al descanso con un 4-2, lo que nos servía para ver que nunca hay que rendirse y que si ponemos toda la carne en el asador, somos capaces de remontar.

La segunda parte la planteamos con calma, realizando nuestro juego, y aguantando bien en defensa, para que pudiésemos atacar con confianza; y así lo hicimos, poco a poco la defensa de Tucans se iba mermando, al igual que su portero, por lo que conseguíamos llegar a portería con más facilidad.

En este partido es donde más se vio el juego en equipo, ya que fueron seis distintos jugadores los que vieron portería. Bajo mi punto de vista, destaco tres de los nueve goles: el primero, un espectacular gol de Jaime, que, aprovechando un pase de Quique, se tiró en plancha y (ojo), de revés, consiguió batir por encima al portero de Tucans, dando antes al larguero y al palo. Un gol digno de los highlights de la NHL.

El segundo, un gol con dedicatoria muy especial; en el segundo periodo, Alex Corbella marcaba su tercer gol en Liga Nacional este año, y se lo dedicaba a uno de los que nos deja esta temporada, Matías Gath. En la camiseta de Alex se podía leer “Gath, Tucans’ Legend”. No podíamos parar de reír en el banquillo.

Y el tercero, un gol con sabor a despedida. A falta de un minuto para que acabase el partido, y con 8-2 en el marcador, Carlos pidió un tiempo muerto para que saltasen a pista dos de los que este año se van a cruzar el charco (por motivos personales), Quique y Mati. Pareció una jugada escrita bajo guión de Hollywood: en los últimos 10 segundos, entrábamos en el campo rival, el puck le llega a Mati, que tira a portería, y es parado por el portero, pero el rebote sale volando hacia donde se encontraba Quique, que ni corto ni perezoso lo batea como si de un jugador de béisbol se tratara. Aunque no quedó grabado en vídeo, creo que para nosotros va a ser difícil de olvidar.

Quique y Mati, aunque siempre nos quedaremos cortos, gracias por todo lo que habéis aportado a este club.

Y de esta forma cerrábamos nuestra participación en esta sede. Invictos, con 44 goles a favor y 7 en contra en 4 partidos. Poco hay que decir al respecto, los números nos avalan, este año vamos en serio.

Reportero de lujo

No quiero terminar esta crónica (que aunque intente contar todo será imposible, porque no se puede resumir), sin olvidarme de ese hombre que está demostrando ser el más grande de nuestro equipo. No se ha puesto los patines ni un solo minuto, pero nos ha acompañado en todos ellos, sin dejar de animar, y demostrando que esto del hockey le llena más que a cualquiera de nosotros. Crack entre cracks. Creo que poca gente disfruta tanto como él de todo lo que estamos consiguiendo; y creo que poca gente sabe valorar lo que hace por nosotros. Que alguien se haga 16 horas de autobús hasta Barcelona para, trompeta en mano, animar a un equipo de hockey…no tiene nombre. Bueno, un momento, sí, lo tiene: Tino Chamorro. De verdad, creo que hablo en nombre de todo el equipo, mil gracias por estar ahí.

Este es el vídeo que hemos montado con todo lo que Tino grabó en el viaje de ida, antes, durante y después de los partidos y en el viaje de vuelta. Esto es lo que se puede hacer con un móvil, muchas ganas y mucha, muchísima ilusión.



También podéis verlo en YouTube. Y aquí están las fotos de la sede, que también tomó Tino.

Crónica: Arturo González. Fotos: Tino Chamorro Vídeo: Tino Chamorro.