Liga Oro en Medina: La falta de intensidad y los errores se pagan


Mal fin de semana de nuestro equipo en la 2ª sede de Liga Oro. Viajaron con 9 jugadores gracias a la incorporación de un viejo conocido(Matías) y la baja del entrenador de infantil Alex.

El primer partido demostró la tendencia del equipo durante las últimas 2-3 semanas: no se presentaron al partido. Se cambiaron, calentaron e incluso hacían bulto en la pista mientras el equipo de Premia les ganaba 8-0. En dicho partido no funcionó nada, delanteros poco ambiciosos, 5 pérdidas en zonas comprometidas que acabaron en gol, intensidad defensiva nula y porteros no muy acertados. Al descanso se llegó 3-0 (y gracias) y tras un intento de salir motivados tras el mismo, en el segundo cambio encajaron un gol en la enésima pérdida en zona defensiva: no era el día claramente. De ahí hasta el final consistió en dejar pasar los minutos y descansar para el siguiente partido.

Por la tarde jugaron contra Sant Andreu un buen equipo pero con poca experiencia. A pesar del marcador abultado del final 9-5 hay que recordar que los últimos 2 goles de Sant Andreu fueron sin portero (muy festejados por cierto, lo que habla bien poco acerca de los “valors” y esas cosas que últimamente escasean). No fue un mal partido de nuestros chicos que, si bien podían haber estado más acertados, al menos lucharon hasta el último minuto. Otra vez los fallos de los Fénix cavaron su propia tumba: pérdidas en defensa, falta de intensidad defensiva en zonas y momentos comprometidos, fallos de concentración tras goles encajados y no acabar las jugadas en tiro. Este equipo no anda sobrado de pólvora, es decir, no va a meter 8 goles por partido y tiene muy buenos porteros, la receta para ganar partidos debe ser minimizar los errores, estar concentrados todo el partido y jugar a lo que saben.


En cuanto al partido en sí, comenzaron bien nuestros jugadores marcando un parcial de 2-0 con 2 goles de Quique (uno en inferioridad) y 2 breakaways del mismo jugador que se estrellaron en la cruceta y en el palo. 2 powerplays seguidos de Sant Andreu (por cierto, curioso que el equipo que más atacó, el CPLM, no tuviera ninguno a favor) acabaron en un gol. Ahí fue cuando el equipo decidió tirar por la borda el trabajo de los anteriores 19 minutos encajando 2 goles en 10 segundos. Tras el gol encajado en el powerplay una pérdida de concentración derivó en un jugador de Sant Andreu sólo contra Salva en ataque estático. Con el 2-2 se llegó al descanso. En la segunda parte el CPLM fue a remolque todo el rato. El problema es la maratón de emociones que sufre este equipo, incapaz de mantenerse en una línea, si recibe un gol hay que temer el recibir otro en el siguiente cambio, si marca uno… los errores por ser preciosistas se multiplican por 100 en el siguiente cambio. El “hockey fácil” y los fundamentos les ayudarán a ganar partidos. Hubo 2 puntos de inflexión durante el partido, por un lado un claro gol del CPLM anulado por los árbitros en la que el portero hizo una muy buena parada pero tuvo que ser gol por 2 razones: la parada fue un palmo dentro de la portería y tras realizarla movió el puck claramente (en fin el nivel es el que es). El otro momento fue yendo 6-5 los defensas del CPLM tuvieron 2 situaciones claras de tiro, no lo hicieron provocando una pérdida que desembocaría en un 2 contra 1. Los otros 3 goles fueron de Jorge(2) y Corbella(1).

De cara al resto de la temporada queda la duda: ¿hay mimbres para hacer más? Creemos realmente que lo hay pero sin intensidad, esfuerzo y disciplina no queda otro destino que la Plata.

Para esta crónica le hemos tomado prestadas las fotos a Alberto Collantes, muchas gracias y muy buenas fotos, como siempre.

Crónica: Enrique Castaño Fotos: Alberto Collantes

Entradas populares de este blog

¡Vuelve la Liga!

App de los Fénix

Final de temporada en competiciones Madrileñas

Subvención del Ayuntamiento de Madrid al CPL Madrid

Liga Madrileña 2016-17 Una apuesta por las escuelas